\

lunes, 10 de diciembre de 2018

Marcos Ovejero: “Nada está perdido, falta la revancha”

Marcos Ovejero indicó que lo justo hubiera sido el empate, al mismo tiempo el delantero argentino puntualizó que nada está perdido y que aún falta jugar el partido de ida en donde Always Ready debe ganar para forzar al partido de desempate en territorio neutral.

“Fue un partido parejo. Ambos equipos tuvimos ocasiones claras de gol, además nosotros dominamos gran parte del primer tiempo. De todos modos tenemos el partido de vuelta donde estoy seguro que ganaremos”, dijo el ex delantero de Sport Boys.

Industrial avisa que irá a La Paz a buscar el triunfo

Avilés Industrial consiguió un valioso triunfo al derrotar (1-0) el pasado sábado a Always Ready (La Paz) en la primera final de la Copa Simón Bolívar. Pero el equipo tarijeño es consciente que esta victoria no le garantiza el ascenso al fútbol profesional, es por eso que puntualizaron que irán a la sede de Gobierno con la firme intención de conquistar los tres puntos.

El cuadro tarijeño continuará con los entrenamientos en esta jornada en el complejo García Ágreda y seguirá con los preparativos con miras al partido de vuelta ante Always Ready que está programado para este sábado 15 de diciembre a partir de las 15.30 en el estadio Municipal de Villa Ingenio de la ciudad de El Alto, La Paz.

“Dimos un paso muy importante al ganar la primera final ante un rival muy complicado como Always Ready, sin embargo no debemos confiarnos porque aún no se ganó nada y al contrario debemos seguir trabajando con la misma intensidad para el partido en La Paz que será muy difícil”, expresó Gerardo Castellón.

El experimentado volante de marca puntualizó que Industrial no renunciará a su estilo de juego y que por lo tanto irán a La Paz a buscar la victoria.

“En todo el torneo siempre fuimos a buscar el arco contrario desde el primer minuto, ya sea en casa o de visitante y ahora con mayor razón iremos a La Paz en busca de la victoria”, afirmó el ex The Strongest.

Industrial, el equipo chapaco queconquistó el corazón del tarijeño

“Tarijeño soy señores, chapaco de churo cantar. Guitarrero, soñador, romancero del Guadalquivir. En Tarija yo nací, Tarija me ha visto crecer, en mi tierra he de morir con pañuelo de poncho y violín”, esta es la canción que retumba en los vestuarios que pisó Avilés Industrial y que se convirtió en el himno oficial en los festejos de un grupo formado con esencia chapaca y que empieza a conquistar el corazón de los tarijeños.

La excelente campaña que cumple Avilés Industrial en la Copa Simón Bolívar, ya no sólo acapara los sitios de la prensa local, sino que también los medios nacionales hacen eco del sorprendente equipo tarijeño que está a un paso de subir a la máxima categoría del fútbol profesional boliviano.

Pero más allá de lo futbolístico y el cual no hay que desmerecerlo, además de que los números hablan por sí sólo de la exitosa campaña.

Sin embargo, este equipo también se caracteriza por ser un plantel integrado en su mayoría con jugadores nacidos en Tarija y que por cierto son los más referentes del plantel.

Justamente este aspecto es algo que le hace diferente al resto de los demás participantes de la presente Copa Simón Bolívar y quizás también a otros representantes tarijeños que llegaron a participar en este certamen de ascenso.

Pero el punto no sólo es que sea un club con futbolistas tarijeños, sino que estos sienten el sentimiento tarijeño a donde vayan y así lo demuestran en cada uno de los festejos realizados en los camerinos que estuvieron.

Generalmente los equipos de fútbol suelen celebrar estos momentos con música moderna, pero esto no ocurre en el vestuario de Industrial, pues la prioridad la tiene el folklore tarijeño, entre ellos las cuecas y chacareras que suenan en la mini amplificación portátil que suelen transportar los jugadores.

Si hablamos de la parte futbolística, todos ya saben el valor de importancia que le atribuyen jugadores como Gerardo Castellón, Cristhian Valencia, Ramón Melgar, Primo Romero y el propio Luis Vargas. Precisamente este último es uno de los cabecillas en armar las corografías para bailar las cuecas y varias de estas historias fueron registradas en videos que se hicieron virales en las redes sociales y se podría decir que de esa manera empezaron a conquistar al público tarijeño.

Inclusive, no sólo los tarijeños son los que bailan las cuecas, ya que también lo hace el arquero colombiano Sebastián Angulo, el brasilero Magno Costa, que por cierto este último es uno de los jugadores que le gusta compartir sus historias mediante sus redes sociales.

Uno de los temas que se convirtió en el himno de Industrial es la cueca “Tarijeño soy señores” que la interpreta Dalmiro Cuellar.

Este amor por Tarija que lo demuestran los jugadores pasó a ser transmitido a un público que poco a poco se empieza a sentirse identificado con este equipo y así lo demostraron el pasado sábado cuando las más de 7 mil almas entonaron con bastante fervor el himno a Tarija en el IV Centenario.

Pero no sólo es eso, ya que este equipo consiguió que aficionados de otros clubes puedan alentarlos y lo propio ocurrió con sus colegas de profesión, pues jugadores de otros clubes compartieron la publicidad del partido mediante sus redes sociales como razón de apoyo para sus ex compañeros.

Magno Costa: “Dimos un paso de gigante, pero no debemos confiarnos”

“Dimos un paso de gigante al ganar la primera final ante un rival muy complicado como lo fue Always Ready y que con seguridad ante su gente se hace el doble de fuerte. Es por eso que nosotros no debemos confiarnos y por lo tanto durante la semana tomaremos mayores precauciones para el partido de vuelta”, dijo Magno Costa, que es uno de los hombres importantes en el sector ofensivo de Avilés Industrial.

El atacante brasilero es uno de los jugadores más desequilibrantes en el ataque del equipo tarijeño y justamente con Magno Costa empezó la jugada que terminó en el gol de Luis Vargas en el minuto 92 y que significó la victoria para que Avilés Industrial salga airoso de la primera final de la Copa Simón Bolívar.

“El partido con Always Ready se jugó a un ritmo intenso, ya que mis compañeros hicieron un gran desgaste físico durante todo el partido. Lastimosamente no estuvimos efectivos en algunas jugadas y en otras el arquero de ellos se convirtió en figura al sacar pelotas con dirección a gol”, comentó.

Sin embargo, el atacante carioca es consciente que ese partido ya es historia y por lo tanto indicó que el equipo no debe confiarse.

“El partido del sábado ya forma parte del pasado y si bien dimos un paso importante al conseguir la victoria, sin embargo no debemos confiarnos y es por eso que doblegaremos esfuerzos para corregir nuestras falencias durante la semana para afrontar el partido más importante de la temporada”, mencionó.

Horacio Pacheco: “Industrial es un equipo que nunca renuncia al ataque”

“Valoro mucho la entrega que siempre realiza el equipo en cada partido y que nunca renuncia al ataque. Virtud a esa insistencia tuvo como premio el triunfo conseguido”, dijo Horacio Pacheco sobre el punto a destacar de sus dirigidos para quedarse con el triunfo en la agonía del partido ante Always Ready en la primera final de la Copa Simón Bolívar.

El cuadro tarijeño no conoce la palabra relajo y es que inmediatamente este domingo volvieron al trabajo en el complejo García Ágreda y un día antes consiguieron un triunfo vital que le permite dar un paso de gigante para lograr el objetivo de subir a principal categoría del fútbol boliviano.

En ese sentido, el DT de Industrial analizó los puntos importantes que se suscitaron en el partido, además indicó cual fue la clave para conseguir la victoria que se cumplió en el 92 con el gol de Luis Vargas y que permite soñar al equipo tarijeño con el ascenso a primera división.

Superamos una prueba muy difícil: “Enfrentamos a un rival difícil, ya que los mejores equipos llegan a la final y es por eso que se dio un partido complicado”.

“Sabíamos que en el primer tiempo no salieron las cosas como lo planificamos, sin embargo en el segundo tiempo nos fuimos en busca del triunfo con la obligación de que somos locales y que teníamos que ganar”.

Se ganó con garra: “Este es un equipo que nunca renuncia al ataque, y si bien es cierto que nos equivocamos al abusar de los pelotazos que no debería ocurrir, pero quizás la desesperación por abrir el marcador nos llevó a cometer esos errores”.

“De todas maneras lo importante era quedarnos con la victoria en casa y para conseguir ese objetivo el equipo hizo un tremendo desgaste físico”.

“Además Always Ready replegó sus filas antes de tiempo pensando en asegurar el empate, pero yo siempre digo que el partido no acaba hasta que el árbitro dé el pitido final y con ese pensamiento ganamos el partido”.

Los aspectos a destacar: “Valoro mucho la entrega que siempre realiza el equipo en cada partido y que nunca renuncia al ataque y si bien no tuvimos un partido correcto al equivocarnos en varios aspectos que debemos corregirlos, pero de todas maneras la insistencia de buscar continuamente la victoria lo conseguimos en los minutos final y eso es algo que lo pondero”.

Ausencias: “Durante estos días de la semana analizaremos las opciones para reemplazar las ausencias de los jugadores que están sancionados por determinaciones arbitrales”.

“Es así que los chicos que buscaban su oportunidad la van a tener y tendrán que aprovecharla y dejar la vida en la cancha como siempre lo hicimos”.

Apoyo de la gente: “La verdad estamos muy agradecidos con el respaldo que tuvimos de la gente, ya que de esa recaudación saldrá el dinero para que puedan cobrar los chicos”.

sábado, 8 de diciembre de 2018